Estudio del halitosis (Oralchroma®)

Estudio del halitosis (Oralchroma®)

 

   El mal aliento, o también llamado halitosis, es un olor desagradable que sale de la cavidad bucal y que, en la mayoría de los casos, se debe a la fermentación de restos de alimentos. Estos restos quedan en la lengua, en las cavidades de las caries, bajo las prótesis o bien en bolsas gingivales producidas como consecuencia de la enfermedad periodontal. Otros orígenes del mal aliento son también el tabaco, la ingesta de bebidas alcohólicas o alimentos fuertes, la infección por anginas o los ácidos en pacientes con regurgitación debida a una hernia de hiato.

En nuestra clínica le haremos un cuidadoso estudio del aliento para buscar su origen y a la vez disponemos de un aparato específico para medir los gases de su aliento (Oralchroma®) y así poder ofrecerle el tratamiento más adecuado.

Las bacterias que producen esta fermentación liberan toda una serie de productos volátiles que, además de ser los causantes del mal olor (con todas las consecuencias sociales que ello conlleva), también son tóxicos para las encías provocando la inflamación gingival y favoreciendo la aparición de bolsas periodontales. La flora oral varía en cada persona y solo algunas bacterias producen este mal olor.

El tratamiento básico para evitar la halitosis es mejorar la higiene oral. Para ello hay que cepillar la lengua, limpiar bien los dientes y las prótesis, utilizar utensilios para la limpieza interdental (hilo, cepillos y / o agua a presión) y, por último, consultar al dentista para arreglar las caries, curar los problemas de encías y buscar el tratamiento más adecuado. En este punto hay que desaconsejar el uso de los productos químicos (chicles mentolados, pastillas de clorofila, ...) que sólo esconden el mal olor del aliento y no a la causa del problema.

Por último hay que señalar que, en la mayoría de casos, un mismo no se da cuenta de que hace mal aliento y por eso no lo corrige. Nuestro consejo es que pida a las personas más cercanas a vosotros que, sin sentir ninguna vergüenza, le avisen de la existencia de este mal aliento y así lo podrá eliminar.